domingo, 7 de abril de 2013

Capítulo 13: De vuelta a la normalidad

¡Hola, lectores! Ya tenemos aquí el capítulo 13 ^^ Esperamos que os guste, y comentad si os a gustado jaja. No nos enrollamos más porque no tenemos nada más que decir.
Saludos de,
              Viveca, Angie y Eileen.






Otra vez me despierto debido a una pesadilla. Es la tercera vez en toda la noche.
Me intento levantar de la cama, pero Ryan me lo impide.
   - ¿Qué quieres? - me pregunta.
   - Refrescarme la cara. Tengo calor.
Se levanta él también y me acompaña al baño. Miro la hora en el reloj de la mesilla de noche antes de entrar, y veo que son las tres y media.

Cuando tuve mi primera pesadilla, Ryan vino a mi habitación y se sentó a mi lado en la cama, para relajarme y mantener mi piel fría, porque cada vez que me despierto es como si estuviera dentro de un horno.
Tengo mucha calor ahora, algo que no había sentido antes; bueno, sólo cuando estaba en la habitación de Liam, mientras nos besábamos.
Las tres pesadillas han sido sobre su tío. Me mataba a mí, a Liam, o a los dos. Estoy empezando a sentir verdadero miedo por él.
   - No quiero dormir más - le digo, después de mojarme las mejillas y la nuca con agua helada.
   - ¿Por qué no?
   - Tengo miedo. De él.
   - Son pesadillas, no son reales - me contesta Ryan con voz dulce, tranquilizadora.
   - ¡Pero ayer me estaba esperando, al acabar en el instituto para reírse de mí! - Cierro los ojos.
   - Quería amenazarte, también. Pero si te hace algo, cualquier cosa, me lo dices.
   - A mí no puede hacerme nada. Controlo su mente y hace lo que yo diga. Pero tengo miedo de lo que le pueda hacer a Liam.
   - ¿Te ha dicho lo que le pasaba?
   - No. Solamente me ha dicho que se estaba recuperando. ¿Tan grave será como para que se quedara en su casa?
   - Princesa, no te preocupes más por eso. Mañana seguro que va al instituto, y podrás hablar con él.
Me acaricia la mejilla, y el sueño vuelve a apoderarse de mí.
Vuelvo a la cama y me tapo con las sábanas. Ryan pone su brazo debajo de mi cabeza, para que lo use de almohada; con su gélida temperatura y con la seguridad que me proporciona tenerlo a mi lado, consigo dormirme de nuevo.



Un suave zarandeo en el hombro me despierta.
   - Viveca... Hora de levantarse - me dice una aguda y musical voz.
Abro los ojos y veo a Nicole sentada en el borde de mi cama.
Me levanto y voy al vestidor, como todos los días.
   - Espero que no te moleste, pero ya te he elegido yo la ropa - añade Nikky, señalando el otro lado de la cama.
Como en los viejos tiempos. Recuerdo que de pequeña me usaba constantemente como muñeca para vestirme. A mí me gustaba, me divertía mucho.
Le sonrío, dándole las gracias. Así no tendré que comerme la cabeza sobre qué elegir, como cada día.
Me ha preparado una camiseta de media manga blanca con rayas turquesas, pantalones negros, y unas manoletinas y una bufanda del mismo color.
Nicole tiene muy buen gusto, siempre lo ha tenido.
Entro en el baño, después de ponerme la ropa, y me lavo la cara. Me hago una coleta altam con unos cuantos ganchos, porque mi pelo rebelde se niega a colaborar.
Bajo las escaleras en compañía de Nicole. En la cocina está Ryan, esperándonos. Se levanta y besa a Nicole.
Cojo una magdalena del armario y me la como. No tengo apetito hoy tampoco.
   - Adiós, nos vemos luego - me despido de mamá, Nikky y Ryan.
Papá no está, claro, se fue hace rato al instituto. Todas las mañanas se va antes a preparar el temario de sus clases.
Arranco el motor del coche y pongo un poco de música, para no estar tan deprimida como ayer. Suena "Good Time", de Carly Rae Jepsen.
Aparco el coche, como todos los días, y me bajo. Guardo las llaves en el bolso y hecho a andar hacia el edificio gris. Pero cuando estoy subiendo las escaleras, me paro al ver a la persona de la que tanto me he preocupado.
   - ¡Liam! - grito. Levanta la cabeza, pero enseguida la baja de nuevo.
Cada vez se acerca más, y puedo verle la cara. Los ojos, sin expresión, miran al suelo; tiene ojeras debajo de éstos, moradas. Tiene el lado derecho de la cara un poco hinchado y con algunos arañazos. El brazo derecho lo tiene vendado.
   - ¿Liam? - le pregunto, cuando llega a mi lado. - ¿Qué te ha pasado?
Pero ni me mira. Sigue andando, y yo me quedo donde estoy, petrificada. La boca se me abre, y trago a duras penas.
¿Por qué el jueves estuvo tan romántico y adorable conmigo, y ahora está tan frío y pasota? No entiendo a los tíos de hoy en día...
   - Eh, Viv, ¿qué pasa? - me pregunta Eileen, con su brillante pelo rojo recogido en una coleta, al igual que la mía.
   - No... Yo... Liam - respondo.
   - ¿Qué?
   - No me habla. Yo estoy rayada. Liam tiene el brazo roto.
   - ¿De verdad? ¿Estás segura? Es que Stephen lleva viviendo con él ocho años, y nunca he visto pegarle - dice Eileen, confusa.
   - Pero tiene que haber sido él... Ayer me dijo que Liam se cayó "accidentalmente" por las escaleras cuando iba a buscarme.
   - Habla con él, entonces. Que te cuente la verdad.
   - ¡Pero si me ha ignorado! - Entierro la cara entre mis manos.
   - Tranquila. Ya se le pasará... Vamos a clase - me dice, abrazándome.
Yo me voy a Español, y Eileen a Economía. Me ha sugerido hablar ella con Liam, pero no le he dejado; lo empeoraría todavía más.



Las tres primeras horas se me han hecho eternas. Angie no ha parado de consolarme y decirme que esta tarde se me pasará todo, yendo con Eileen y ella de compras. Pero no tengo ganas de nada. Ojalá todo fuera como el jueves entre Liam y yo...
Entramos en la cafetería y vamos a nuestra mesa, la de siempre.
   - Hola - le saludo a Liam. Pero sigue ignorándome. Me dan ganas de pegarle una hostia y decirle que me explique qué coño le pasa. Pero su expresión vulnerable me lo impide.
Me derrumbo en la mesa. No tengo ganas de comer, de hablar; de nada. Me iría ahora mismo corriendo hasta llegar a cualquier parte y parar cuando el sueño me venza. Aunque claro, no puedo. ¿Y si me meto en su mente y le ordeno que me cuente lo que le pasa? Quiero que me hable, quiero que me deje ayudarle, quiero que sonría de una maldita vez.
También tengo ganas de llorar, de nuevo. Pero no está Ryan para tranquilizarme, no está para decirme que todo saldrá bien, no está para darme la seguridad que necesito.
   - Lo siento - dice una voz, a mi derecha. ¿Liam se ha dirigido, por fin, a mí?
   - ¿Por quñé?
   - Por el comportamiento de mi tío.
   - No tienes que disculparte de nada - respondo en un susurro, para que sólo él me oiga. - ¿Qué te ha hecho?
Niega con la cabeza y sus ojos vuelven a mirar al suelo.
   - Él no me ha hecho nada, me caí yo solo.
   - Pues no me ha dicho eso.
   - ¿Has hablado con él? - Sus ojos azules se vuelven a posar en los míos.
   - Ayer vino a contarme lo que te pasaba. Y lamento decirte que todo lo que me digas no lo creeré; así que no intentes mentirme.
Él vuelve a agachar la cabeza.
   - Vale...
Dejo la mano en la mesa y apoyo la cabeza en mi otra mano. Y de repente, Liam levanta su mano izquierda y la deja encima de la mía, entrelazando sus dedos con los míos.
   - Te quiero - me susurra, cuando apoyo mi cabeza en su hombro.
   - Y yo.



Salimos de clase de Filosofía cogidos de la mano. El trabajo ya se lo hemos entregado al profesor, y se ha alegrado mucho al ver a dos estudiantes tan responsables e interesados.
Ahora, con Liam de vuelta a ser él, sí tengo ganas de salir y disfrutar mi adolescencia con mis amigas. No quiero saber nada de su tío; ojalá se pudra allí donde vaya.
Salimos del instituro, con Derek, Angie y Eileen detrás de nosotros. Vamos al aparcamientom todavía cogidos de la mano. Nicole no ha llegado aún, ¿por que siempre es tan tardona?
   - Bueno, me voy - dice Liam.
   - Quédate un ratito más. ¿Cinco minutos?
   - ¿Para qué quieres que me quede? - pregunta, sonriendo.
Y yo le respondo con un beso. Pero no me separ de él, si no que cada vez lo acerco más a mí, hasta que nuestros cuerpos se tocan. Una mano me rodea la mejilla, y la otra se posa en mi cadera. Yo le rodeo el cuello con los brazos; y entonces, una melodiosa voz hace su aparición.
   - Ejem... - Es Nicole.
Nos separamos, y me doy la vuelta.
   - Hola, Nikky - le saludo. - Éste es Liam, mi...
Miro al chico que está a mi lado. ¿Mi qué? No sé que es para mí, ni yo para él.
   - ...su novio - termina él, acariciando mi cintura.
   - Encantada - Nicole le tiende la mano, y Liam la acepta enseguida. - Yo soy Nicole, su hermana mayor; aunque, técnicamente, soy su cuñada.
   - Da igual, eres como mi hermana - añado yo, con una sonrisa. Ella asiente.
Le presento a los demás, a Derek, Angie y Eileen. Y después de que pase un rato donde nos miramos los unos a los otros, digo:
   - Bueno, supongo que deberíamos irnos ya.
Las tres asienten, y me despido de Liam con un besito en los labios.
Nos montamos todas en el coche; Eileen y Angie detrás, yo de copiloto y Nicole conduce. Nos ponemos los cinturones de seguridad y enciendo la radio, haciendo sonar la canción "Scream and shout" de Britney Spears y Skrillex.
Nicole sale del aparcamiento y pone rumbo a la ciudad. Y ahora, por primera o segunda vez desde que llegué aquí, soy feliz de verdad.


12 comentarios:

  1. Holaaa!! Me ha encantado el capitulo, para cuando el proximo? Besos chicas ^^
    Ali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que te guste, Ali. Está casi listo, nos falta muy poquito para pasarlo a Blogger; en nada lo publicaremos.

      Besos para ti también :)

      Eliminar
  2. Babys, me ha encantado :3 Es... asdfghjkl! A ver qué pasa en el siguiente.

    Ah, Ryan es monísimo, yo también quiero un hermano así *-*

    Os adora, vuestra mayor seguidora,
    Noelia <

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^^ Ya verás, jajaja.

      Sí, tú y todas!

      Y nosotras te adoramos también a ti <3

      Eliminar
  3. Tu blog ha sido nominado a mis Premios J. Mason.
    Pásate y, ¡a votar!

    http://veranonumero16.blogspot.com.es/2013/04/nominaciones-de-los-premios-j-mason.html#more

    Un abrazo,
    Verano Número 16

    ResponderEliminar
  4. Tienes un buen blog, te deseo mucha suerte con el :)

    Mi blog es el polo opuesto, moda, DIYs, literatura, peinados, sitios que ver, viajes, cine, recetas, maquillaje, videos, outfit... en fin, no te entretengo más, si quieres pasarte: http://laverdadnuncaescondida.blogspot.com.es/

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Andrea :)

      Ahora nos pasamos!

      Suerte a ti también con tu blog. Saludos! ^^

      Eliminar
  5. hola chicas, creo que es la primera vez que comento y les digo que me encanto el capi
    por cierto podrian afiliarme?
    74-juegos-del-hambre-por-lena.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Malena :)

      Claro, ahora te afiliamos!

      Saludos ^^

      Eliminar
  6. Oye se sabe cuando subireis el capitulo 14
    Gracias

    ResponderEliminar